Hagan política alicantina por favor

La economía sumergida mueve 9.000 millones de euros al año en la provincia de Alicante —según datos del Ministerio de Trabajo—. Por cada tres euros que circulan en la economía ‘oficial’ en la provincia, uno más se intercambia en ‘negro’. Es decir, que un 25% de la economía no cotiza ni se declara a hacienda. No participan en la educación, ni en la sanidad, ni en la mejora de las infraestructuras. Bueno, matizo. Sí que participan pero solo en la parte del consumo, no en su mantenimiento. Las personas que no declaran sí que son usuarias de los servicios públicos. Y cuando llega la edad de la jubilación reclaman su paga por haber trabajado toda una vida. Justo reconocimiento a una larga trayectoria de esfuerzo, pero ¿de dónde sale si su trabajo no ha contribuido a crear la bolsa de pensiones?