La falta de acuerdo con el personal de limpieza de Alicante tensa a la plantilla y les conduce a una huelga parcial que comienza este sábado

Personal de limpieza de UTE AlicanteLos problemas de limpieza en la ciudad de Alicante se incrementan por la falta de acuerdo en las negociaciones que se llevan a cabo entre la plantilla y la UTE (participada por FCC, Ferrovial y el empresario alicantino Enrique Ortiz).

El conflicto empresarial se ha enquistado. Si en los últimos días las malas condiciones de los trabajadores ha desembocado en una huelga de celo por parte de los empleados, ahora se agrava tras la octava reunión de la comisión negociadora del convenio colectivo y la falta de acuerdo entre las partes.

La reunión mantenida entre la parte empresarial, trabajadores y delegados sindicales se ha cerrado sin acuerdo y con el anuncio irreversible por parte de la plantilla de la convocatoria de una huelga parcial que empezará este sábado, 2 de septiembre.

BasuraEl motivo de la falta de acuerdo, según el sindicato CSIF -que preside el comité de empresa, integrado también por UGT, CCOO, SEP y SOLI- es la discrepancia que mantienen con la «propuesta trampa» planteada por UTE Alicante a los trabajadores. Los empleados demandan un incremento salarial del 1,6% y la empresa se limitó a ofrecer un 1,2%, «que realmente se quedaría en un 0,4%, puesto que estaría vinculado a la antigüedad de los trabajadores, a la que estos ya tienen derecho de por sí, sin necesidad de concesiones extraordinarias».

El conflicto que desembocará este próximo fin de semana en el inicio de una huelga que supondrá el comienzo de los trabajos, de manera indefinida, una hora más tarde de lo habitual.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.